domingo, 26 de octubre de 2014

Nueva York IV: Dónde comer en Nueva York

Comer en Nueva York puede ser una aventura, sobre todo dependiendo del tipo de alimentación al que estéis acostumbrados. Independientemente de eso, si encima practicáis la dieta mediterránea pensaréis que os restáis años de vida en cada vez que dais un bocado.


Ha de quedar claro que la comida en Nueva York es mala (a no ser que vayáis a restaurantes de lujo que me imagino que serán buenos). Pero como las vacaciones no dejan de ser vacaciones y hay que alimentarse de alguna manera, os cuento qué comimos el Señor Untado en Crema y yo durante nuestro viaje a Nueva York:

a) Desayunar
* ¿Un cafelito?
* ¿Un flojito, un mollete, una andaluza, una viena...?
* ¿Dónde está el zumo natural?
* ¿Y el tomate y el aceite de oliva?

b) Almorzar
1. Fridays 
2. Deli Gourmet
3. Delmonico
4. The Food Emporium
5. Joint Burguer
6. Napkin Burguer
7. Shake Shack
8. Grays Papaya
9. Chiplote
10. The Halal Guys
11. The Lobster´s Palace 
12. Asia Dog
13. Cafe Au Lee
14. Checkers Drive in Restaurants


c) Cenar

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

a) Desayunar
Los desayunos lo teníamos incluidos en el precio del hotel, algo más que importante. En Nueva York encontrar un sitio para desayunar es complicado y si dais con algo que resulte de vuestro agrado, os aseguro que no es barato. Mientras que aquí estamos acostumbrados a pagar entre 1´50 euros hasta 4 o 5 euros (en función del tipo de desayuno), allí la historia es bien diferente.

* ¿Un cafelito?
- Los cafés en tacitas no existen y son sustituidos por vasos de cartón bastante grandes que permiten practicar el take away y tampoco existe el zumo de naranja natural.

- No vi Nesquit, Cola Cao o similares por ninguna parte. Aún me pregunto qué desayunan los niños...

* ¿Dónde está el zumo natural?
Lo más parecido a zumo natural que se puede encontrar son unos puestos por la calle. Aparte del zumo natural de distintas frutas se puede elegir echar unas cucharadas de proteínas. Tienen allí mismo los botes y están destinadas más que nada a quien toma esas sustancias debido a que realizan mucho deporte. A nosotros, sinceramente, esos zumos no nos entraban por los ojos. Se veían los tuppers llenos de fruta cortada, sin refrigerar y ahí, durante horas y horas... oxidación aparte.

Allí todo va envasado y a lo más que se puede aspirar es a bebidas con o sin gas y con y sin azúcar, pero no deja de ser un producto que yo no consumo de manera habitual. Eso sí, hay bebidas sin alcohol buenísimas, como zumos o tés fríos que los venden tanto en los establecimientos como en los puestos por la calle.

* ¿Un flojito, un mollete, una andaluza, una viena...?
Bagel con hamburguesa y huevo duro en el desayuno
En Sevilla entro en un bar y me preguntan si quiero mollete o rebanada o directamente que elija el pan de entre toda la gran variedad que hay. En Nueva York te tienes que conformar con los bagels (una especie de pan redondo, con un círculo en el centro y bastante contundente) o pan de molde.  Y el pan de molde solo lo vi en el comedor del hotel a la hora del desayuno.

En la calle, aparte de los bagels lo típico es comer bollería... todo material de engorde y una gracia si tienes una intolerancia alimenticia. Mi intolerancia a la lactosa ha sido un problema a la hora de comer, pero creo que los diabéticos, los alérgicos al huevo y los celiacos lo tienen incluso peor... De este tema, de los dulces sin lactosa (los mismos tampoco solían tener gluten) que conseguí probar os hablaré en otro post para quien tenga mi mismo problema y tenga planeado viajar a Nueva York,

* ¿Y el tomate y el aceite de oliva?
A mí casi me mata la alimentación neoyorquina... ni una lonchita de jamón de york o pavo, ni una rodajita de tomate, ni un chorrito de aceite de oliva... desde que se levantan están ingiriendo grasas y más grasas.

b) Almorzar
Lo más sencillo en Nueva York es almorzar, ya que se encuentran locales de todo tipo dispuestos a abastecerte. Eso sí, hay que recordar que lo suyo es comer a las 12:30. Más tarde de esa hora también podemos, claro que sí. Nosotros llegamos a comer a las 14:00 y a las 15:00 pero a esas horas ya queda menos variedad de comida.

1. Fridays 
2. Deli Gourmet
3. Delmonico
4. The Food Emporium
5. Joint Burguer
6. Napkin Burguer
7. Shake Shack
8. Grays Papaya
9. Chiplote
10. The Halal Guys
11. The Lobster´s Palace 
12. Subway
13. Brooklyn Flea
14. judío
15. Ray´s pizza

1. Fridays
Jamás nos hubiera dado por entrar en un Fridays en Nueva York, pero acabábamos de llegar y por motivos varios casi nos comemos las manos en el avión... así que en cuanto dejamos las maletas nos metimos en el primer lugar donde poder comer a las cinco de la tarde.

Nos clavaron 49 dólares por dos hamburguesas (tamaño normal), dos refrescos y dos de patatas (bastante ricas). Todo estaba bueno pero tampoco era para dar saltos. Sí destaco el sabor de las patatas pero no fue lo suficientemente maravilloso como para repetir.



.
2. Deli Gourmet
Este lugar fue todo un descubrimiento. Hay varios similares por todo Nueva York (tenéis uno en la misma calle antes de llegar al teleférico) y creo que es el tipo de lugar más recomendable para comer.

El proceso es bien fácill:

- Eliges un recipiente de plástico (los hay pequeños o grandes)
- Lo llenas tú mismo de lo que quieras del buffet, ya sea comida caliente o fría (tipo ensaladas, aliños, ensaladillas...)
- Vas a la caja y pagas según el peso y el tamaño del recipiente. Es decir, el precio es el mismo ya lo llenes de salmón o de habichuelas.

Me parece ideal, sobre todo si vas con gente ya que cada uno puede comer lo que quiera. En Nueva York casi todo ya está elaborado (pizzas, bocadillos y otras comidas ya hechas) y lleva queso y ahí había mucha comida sin mezclar con queso o salsas con nata que yo podía comer por mi intolerancia a la lactosa.

Un par de recipientes similares (son de los pequeños) nos costaron con las tasas y dos bebidas, 22 dólares.





.
3. Delmonico
Delmonico es similar a Deli Gourmet pero más limpio.

Los dos recipientes de la foto (son  de los grandes, no pequeños como el que os he enseñado en Deli) más dos bebidas y las tasas fueron 26´70 dólares.


.
4. The Food Emporium
Y similar a Deli Gourmet o Delmónico pero más selecto y limpio está The Food Emporium. Se caracteriza porque compras la comida al peso pero tienes que pedirla. También te pueden hacer una ensalada que suele costar 7 dólares y con ella comen dos personas sin eliges otro envase con algo más. Si vas solo, con la ensalada tienes más que suficiente. Aparte, este establecimiento tiene un gran supermercado en la planta baja.

Con la comida de la foto nos alimentamos en Señor Untado en Crema y yo. Esto más una bolsa de chips y las tasas fueron 19´41 dólares.



.
5. Joint Burger
De este lugar qué queréis que os diga... se encuentra dentro de un hotel llamado Le Parker Meridien. Es complicado llegar ya que nadie se imagina dónde está ubicado. Nada más entrar en el hotel, a la izquierda se ve un pasillo oscuro y estrecho precedido de unas cortinas color burdeos. Pues bien, seguimos ese pasillo y nos encontramos el siguiente garito con música alta y luz tenue:





Había una sola mesa libre, senté al Señor Untado en Crema y me armé de paciencia para esperar la cola. Mientras, entablé conversación con unos argentinos que tenía delante y me explicaron el proceso. Antes de entrar en la hamburguesería hay en la pared una serie de hojas de pedido donde se escribe exactamente lo que se va a comer, cómo de hecha se quiere la hamburguesa y los ingredientes que se quieren añadir, así como la bebida. ¡Ojo! debido a la falta de luz a lo mejor ni os dais cuenta de ese detalle e incluso está disponible en todos los idiomas.

A la hora de pedir la cheese burger (hamburguesa con queso) no os confundáis con la cheese burger vegetariana, ya que el filete es únicamente de queso (no lleva carne).

Bien, dos hamburguesas con dos de patatas (os recomiendo pedir solo una de patatas para dos personas) y dos bebidas nos costó 49 dólares. Sí, aún nos duele. La hamburguesa cuesta 7´81 dólares, la hamburguesa con queso son 8´27 dólares pero si pedís la hamburguesa doble con queso cuesta 14´70 dólares y solo varía el hecho de que lleva dos filetes, pero no más pan ni más nada.

No penséis que vais a comer en un plato... Todo de usar y tirar y la hamburguesa va envuelta en un papel, sin plato ni de plástico.

Estábamos reventados y a pesar de que el lugar no invitaba a la reflexión, nos apetecía comer tranquilos. Pues bien, como no hay sitio compartimos nuestra mesa con la pareja de argentinos. Nada nuevo para nosotros pero quien no esté acostumbrado a eso le puede chocar la primera vez.

¡Ah! no bebemos cerveza pero según nos contaron es de los pocos sitios en Nueva York (por no decir el único) donde te puedes comer una hamburguesa con una cerveza. El vaso cuesta 6 dólares y la jarra 17 dólares. Por otra parte, los refrescos son 2´30 dólares, el agua mineral 3´21 dólares y los batidos 2´53 dólares.

Y os preguntaréis: ¿estaba buena la hamburguesa? La respuesta es sí, aunque para el Señor Untado en Crema la carne estaba un poco sosa. Yo como la impregné en ketchup no noté esa carencia. No obstante, pensamos que el sitio tiene más fama que otra cosa. O que en Nueva York no se puede pedir más.

Hamburguesa normal



Hamburguesa doble con queso

.
6. Napkin Burguer
Este lugar es el típico de Nueva York. En su interior, muchas mesas y la música muy alta. Parece un pub donde se sirve comida. Y si te sientas fuera, estás muy tranquilo. Nos sentamos fuera, desde luego, porque los tímpanos no los teníamos preparados para tantos excesos, aparte del calor.

Aquí pagamos 40 dólares por una hamburguesa, un taco mexicano y dos bebidas. Pero sí merece la pena. La comida estaba muy buena, se notaba que la carne de la hamburguesa era de calidad, las patatas buenísimas (y encima todo encima de un plato, ¡todo un triunfo!), la atención de los camareros era única de tal manera que pedías tu bebida y al lado te ponían un vaso de agua con hielo que te iban llenando a medida te la ibas bebiendo... caro, como todo en Nueva York, pero mereció la pena.

El taco mexicano lo pedimos por la novedad y tenía guacamole. Advertir que allí el guacamole suele picar y lleva cilantro, un sabor que no todo el mundo tolera. A mí me gusta mucho pero lo asocio con el arroz caldoso portugués.

La pena es que nos dimos cuenta de que no habíamos hecho la foto cuando ya nos habíamos comido todo...


7. Shake Shack
Este sitio es el típico de comida rápida y se forman colas que llegan al final de la calle. ¡Es impresionante! ¡y la gente espera! Incluso mientras esperas, reparten la carta por la calle para que te vayas deciendo.

Este lugar tiene bastante sitio para sentarse, aunque siempre suele estar lleno. En una ocasión vimos que había poca cola y decidimos esperar. No fueron más de cinco minutos y mientras esperábamos, leíamos la carta. Parece ser que la carne no tiene hormonas ni antibióticos y las patatas son libres de colesterol. Quizás de ahí el interés de la gente por comer en ese lugar.

Se nota que la comida está "limpia", es decir, que no sabe a fritanga. Las patatas fritas estaban muy ricas y no pedimos hamburguesas, sino perritos calientes... y buenísimos. Eso sí, algo pequeños. En definitiva, dos perritos, dos de patatas y dos refrescos creo que no llegaron a 15 dólares. Eso fue barato.

Finalmente, a quien le interese ofrecen los batidos que vemos en las películas para acompañar la comida.


.
8. Grays Papaya
Este sitio es visita obligada después de leer los comentarios en foros de Internet. No voy a negar que el perrito estaba bueno o mejor dicho, no estaba malo. Era una salchicha normal, de calidad normal tirando a baja y lo que estaba buenísimo eran los aliños que le ponen por encima. Eso es lo que le da el auténtico sabor pero tampoco iría hasta la zona solo por comer el hot dog.

Había una oferta de dos perritos y un refresco por 5 dólares.



.
9. Chiplote
Hay varios por toda la ciudad y ofrecen comida mexicana. Aquí entramos por pura hambre, porque mientras no pidas queso y salsa nada tiene lactosa y la verdad es que no hay mucho que contar. Puedes elegir ingredientes (como carnes de distintos tipos, lechuga, tomate, frijoles... y salsas) dentro de un rollito gigante (demasiado para mi gusto ya que no cabe ni en la boca), en el interior de un taco o bien en un plato.

Hay que tener cuidado con la carne ya que el cerdo es el único que no es picante y el guacamole sí lo es. Ahora, caro... un rato. Una bebida y un rollo (por mucho que fuera grande) fueron 17 dólares.


10. The Halal Guys
Los puestos de comida en la calle nos daban puro asco... lo sentimos pero es así. Es donde en Nueva York puedes comer barato ya que un perrito te sale por 2´50 dólares pero veíamos la misma comida de un día para otro, que hacían las salchichas por la mañana y las veías guardar por la noche...  Si alguien las compraba, les daban un calentón y al pan... incapaces de comer en un puesto callejero. Quizás nosotros tengamos otra manera de comer. Aquí si el pan no es del día, si te sirven una ensaladilla de ayer, si la bebida está calentona, si un filete está duro... hay mil motivos para negarte a pagar algo si te sirven algo malo. Para empezar, no te lo sirven así y si lo hacen puedes comentarlo y te lo cambian. Allí todo es: "es así".

Hay lugares donde no se tira nada y me parece estupendo, pero yo si voy a pagarlo no lo quiero. Por ejemplo, recuerdo que en Roma te vendían la bollería o los bocadillos duros como piedras. Se notaba que llevaban días hechos y no pasaba nada, la gente los compraba. ¡Allí es así! pero yo prefiero asegurarme de que lo que voy a comprar no está harto de coger polvo y que va a ser agradable comerlo.

En cuanto a los puestos de comida de Nueva York, me pareció curioso que quemaban pan. Sí, sí, ¡quemaban pan! ¿y sabéis para qué? para atraer a la clientela. Quizás por eso tampoco fui capaz de acercarme demasiado... olía a achicharrado a más no poder.

Bien, siguiendo el hilo de lo poco que nos gustaban los puestos callejeros, el  que os muestro era algo diferente. Se caracterizan porque venden comida halal. Eso a todos nos da exactamente igual pero a los musulmanes sí les importa y los vendedores son tan creyentes que dejaban de servirte y se quedaba un compañero, se llevaban un cartón y se ponían en el suelo a rezar. A nosotros lo que nos incumbe es que es barato, la comida tiene una salida asombrosa (sinónimo de que la comida no se quedaba cogiendo polvo y no estaba hecha varios días antes) y que estaba realmente buena. Eso sí, a mí me da fatiga el kebab y dolor de estómago y ese pude comérmelo. También os digo que era la primera vez que comía kebab desde hace... ¿seis años? ¿o más? Me cambió la vida cuando un vídeo en youtube de cómo se hacía el kebab. Os aseguro que fue entonces cuando entendí los dolores de estómago que me provocaba.

Bien, en cuanto a la comida que ofertaban había poco donde elegir: vendían kebab (de pollo, de cordero o una mezcla de ambos) o fafael (no lleva carne, son solo verduras) en plato (se considera plato el recipiente de aluminio arrugado donde te venden los pollos asados en España) o bien en un rollo.








El falafel es algo que he comido mucho y me encanta pero aquí estaba regular. Y te ponen solo cuatro bolas y mucha lechuga y arroz... no merece la pena.

El plato estrella es el que os muestro a continuación por solo 6 dólares: kebab de pollo y cordero con lechuga, arroz naranja (sin ningún sabor en especial, pero estaba bueno) y pan. Ojo, la gente se comía uno para cada uno y el Señor Envuelto en Crema y yo compartíamos uno porque no teníamos hueco en el estómago para más:


Partiendo de la base de que se nota que la comida no se queda de un día para otro y de que está realmente bueno, lo único que os recomiendo es que no miréis cuando paran de vender para limpiar... sin palabras. Yo reconozco que comí por darle el capricho al Señor Untado en Crema pero si de mí hubiera dependido, no lo hubiera hecho. Eso sí, él asegura que hubiera comido allí todos los días.


11. The Lobster´s Palace 

Nada más empezar a organizar el viaje a Nueva York teníamos claro que queríamos probar una langosta en Nueva York... y nos arrepentimos.

Fuimos a The Lobster´s Palace en Chelsea Market y era impresionante: todo el mundo comía langostas, parecía que las regalaban. La más pequeña, del tamaño de un gamba arrocera casi si se le quitaba la cáscara era de 25 dólares más las tasas. Y la más grande de 65 dólares más las tasas. Pues nosotros pedimos esa para los dos, 72 dólares tirados a la basura.





Te la preparaban en el momento y se quedó chiclosa... tuve que pedir que la partieran por la mitad, porque tampoco te dan herramientas para que te enfrentes al bicho. Y ya, para colmos, nos tocó una casi hueca por dentro. Creo que tuvimos mala suerte porque la gente disfrutaba comiéndola, se les veía. O a lo mejor es que no habían probado el marisco en su vida... ni idea. Para nosotros fue un timo y tuvimos que comprarnos luego algo para comer.



12. Asia dog
En Brooklyn Flea casi pierdo el sentido con los perritos calientes de Asia Dog. La salchicha no sería nada del otro mundo pero los condimentos eran otra historia... Junto a Shake Shack fueron los perritos que más me gustaron. Uno costaba 5 dólares y dos te los llevabas por 9 dólares. Merecían la pena y mucho.




.
13. Cafe Au Lee
En Brooklyn, en el barrio judío, probamos la comida kosher que se caracteriza, entre otras cosas, porque no mezclan carne con leche. Probé la hamburguesa vegetal... ni idea de qué estaba hecha, pero me gustó mucho. Una bebida, la hamburguesa y las patatas pudieron ser 16 dólares.





.
14. Checkers Drive in Restaurants
Este sitio es de comida rápida, tipo Mc Donalds o Burger King. Pues bien... lo que probamos estaba muy bueno, tienen una máquina de refrescos donde cada refresco lo tienen de varios sabores (coca cola zero, cola cola, sprite, fanta de naranja... cada uno de ellos de melocotón, de fresa, de cereza, de vainilla...) y se ve escrita en la publicidad las calorías de cada comida.

Un combo de una hamburguesa de pollo empanado, con patatas fritas y un refresco más dos bandejitas de patatas (una con palitos de queso fritos y con ajo espolvoreado y otra con queso cheddar y bacon) y un refresco fueron 18 dólares.

En cuanto a la comida, os advierto que los estómagos españoles no están tan preparados para tanta grasa. Le rogué al Señor Untado en Crema que no se comiera las patatas con cheddar y bacon... era una masa de grasa y estoy segura que eso le garantizó diez años de vida :-) Sin olvidar la digestión tan nefasta a la que se habría enfrentado.






.
c) Cenar
Lo peor era cenar... Si querías hamburguesas, pizzas, perritos calientes o kebab, sin problemas. En cambio, si pretendías comer algo más sano y tomar una ensalada o algo de verdura, la única opción era acudir a Deli o Delmónico y a esas horas ya no tienen nada, tienen los mostradores vacíos y limpios o bien quedan restos fríos del mediodía. 


Espero que este post os sea de utilidad 
en algún momento si decidís viajar a Nueva York

42 comentarios :

  1. Desde luego vaya tela de alimentación, como tú dices, a nosotros que estamos acostumbrados a otro tipo de dieta...nos mata en un mes!! jajaja
    Me está pareciendo muy útil la serie de posts que estás dedicando a NY, es genial para gente que tiene pensado ir...yo aún no creo porque mis hijas son pequeñas y antes quiero llevarlas a conocer sitios más cercanos, pero me encanta leerlos por lo curiosos que son.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Que post mas interesante y calórico, jejej, lo tendre en cuenta para cuando haga mi viaje de los sueños, un beszo guapa!!

    ResponderEliminar
  3. Te ha quedado deliciosa. Me encanta la receta. Un beso y buen domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasar por el blog y por dejar un comentario pero no he hecho ninguna receta... ¡besos!

      Eliminar
  4. Yo ya no me acuerdo de dónde comí cuando estuve allí, y mucho menos de forma tan detallada como tú. Pero sí probé un perrito caliente de puesto callejero en la zona de Wall Street que nos encantó, estaba riquísimo!
    ¡Un saludito!

    ResponderEliminar
  5. ufff entonces o si que lo pasaria mal comiendo alli,con las ganas que tengo de ir,ajajaj,besitos guapa

    ResponderEliminar
  6. La alimentación telita......jeje pero iria aún así jaja! saludos!

    ResponderEliminar
  7. No se yo si sobrevivo si voy algún día allí jajaja pero eso no me quita las ganas que tengo de ir >.<
    ¡Muy buena entrada!
    ¡Un besito! ^^

    ResponderEliminar
  8. Me está matando leer tu post, te lo juro, mira que uno de mis sueños es ir a Nueva York pero leyendo ésto yo iba a pasar lo que se dice hambre, te juro que me veía comprando una ensaladita en un supermercado porque yo esas hamburguesas por muy ricas que estén ufff.... ¿es que no hay otra cosa? bueno, de todos modos, una semana o así a base de cafe, tés alguna chuchería y ensalada ya se vivirá no? jajajaja me matas de verdad ¿cómo sobrevive la peña alli? que tipo de comida es esa? en serio de verdad, me ha entrado hasta empacho leyendo el post, yo soy muy muy delicada comiendo, lo reconozco pero es que esto ya sobrepasa los niveles normales... me veo llevandome latillas de algo en la maleta xDDD
    Besitos y buenísima tu entrada!
    Ángela de My Secret Journal Blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

      Eliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se pueden dejar links, Eli. Pero copio y pego tu comentario sin el link ;-)

      Yo he tenido una experiencia muy distinta a ti en las comidas. Comimos de lujo! Eso sí, consultamos un blog estupendo que recomendaba muchos sitios con comida estupenda, y no siempre hamburguesas, creo que sólo las comí una o dos veces. No comimos en ningún Deli, no eran muy glamourosos que digamos. Eso sí, las Shake Shack, buenísimas!

      Por otro lado, es normal que no encuentres la misma comida que aquí, vete a China, a ver qué desauynas, o a Japón, sitios en los que he estado y ya te digo que los bagels te parecen gloria después de intentar desayunar arroz o fideos sin café con leche ni nada. Y por cierto, desayuné de maravilla en Pret a Manger, cada día íbamos, café orgánico y zumos naturales ;)

      Si vas a EEUU ya sabes lo que hay para comer, no encuentro que sea para hacer tal drama ;)

      Un beso!

      Eliminar
    2. Consulté el blog que me decías y muchos más... y webs y foros... fue un trabajo intenso ;-) Pero es como todo, la comida que proponía por ejemplo ese blog (digo ese blog porque es el que nombras pero al referirme a ese blog meto a todo espacio on line que consulté) no era de nuestro agrado (yo no puedo tomar lactosa por lo que no podía ir a una pizzería, los restaurantes japoneses no nos gustan, no aspirábamos a comernos un costillar de un metro, la comida vegana nos da yuyu...) aparte de que también recomendaba todo lo que se puede meter entre dos panes cosa que evitamos en gran medida... estuvimos 11 días. La langosta, por ejemplo, también se come como bocadillo y con salsa. Y también ibas a un sitio, echabas un ojo y no era tal y como habías leído en Internet... Aparte los precios son un tema importante según lo que cada uno considere caro o barato. Hay muy buenas recomendaciones pero es como comer en un restaurante en el que se paga entre 40 y 60 euros por en España. Así claro que comes de lujo... ¡o no! porque mira lo que nos costó la langosta y el hambre que se pasa con ella.

      Si vuelvo echaré un ojo al sitio que dices para desayunar pero vi algunos de ese tipo (el desayuno lo tenía incluido en el hotel, así que no tuve necesidad de desayunar en la calle) y por lo que contaban los españoles que nos íbamos encontrando el desayuno salía por unos 18 dólares por persona. ¡Pero eso no lo sé a ciencia cierta porque me lo dijeron! aunque coincidían varios...

      En cuanto a desayunar en China o Japón, no quiero ni pensarlo :-P

      Eliminar
  10. Pues la comida de The Food Emporium me ha llamado bastante la atención. Es que a mí no me gustan ni las hamburguesas ni los perritos calientes. ;-)

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Mira que yo adoro pizzas, hamburguesas y demás historias, pero comer eso cada día...¿no se cansarán los new-yorkinos?!

    ResponderEliminar
  12. a seguir dándome envidia con NY jeje

    ResponderEliminar
  13. Jajajaa... la verdad es que en NY se come bastante mal, ¡gracias por tus recomendaciones! Tomo noto por si algún día vuelvo :D

    ResponderEliminar
  14. Está claro que como en España no se come en ningún sitio, no me extraña que haya tanta obesidad en NY. Besos

    ResponderEliminar
  15. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Copio y pego tu comentario sin links. No se pueden publicar links ;-)

      Pensar que como en España no se come en ninguna parte...en fín, como si en España no se comiera mal también en algunos sitios.....y la obesidad ha entrado en nuestro país....vamos que España es el país con mas índice de obesidad de todo Europa.....creo que eso no nos convierte precisamente en el país donde mejor se come.....
      La alternativa a la comida sana en cualquier parte del mundo es recurrir a los restaurantes vegetarianos y sin grasa, que en todas partes los hay y buenísimos, si no....se recurre a un buen plato de pasta con verduras o a la cocina oriental, sin grasas ni hidratos de carbono....
      Gracias por tu aportación, ahora ya se donde no voy a ir nunca a comer.

      Eliminar
    2. Ah lo siento.....no lo sabía...no hago propaganda de ninguna parte...es aportación personal.
      Besos

      Eliminar
    3. No es porque hagas publicidad, sé que es aportación personal, es por spam ;-) Pero me he guardado los links por si vuelvo, ¡que ojalá lo haga! :-)

      Eliminar
  16. Me ha gustado mucho el post. No me importaría ir y probar algunas de estas hamburguesas.jejejejeje..
    Besitos

    ResponderEliminar
  17. Interesante y desconcertante. Me encanta haberme enterado de todo esto, no sé cuando podré ir pero siempre está bien conocer estas cosas. En cuanto tenga un rato me leo toda la serie. Besiños.

    ResponderEliminar
  18. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se pueden dejar links y por eso he borrado tu comentario. Pero copio y pego lo que decías sin el link ;-)

      ¡Ahora entiendo por qué el problema de obesidad en Estados Unidos! jajaja, pura comida chatarra.
      Si viajara para allá viviría comiendo en el Deli :P

      Te sigo! Te invito a pasar por mi blog

      Te mando un beso!
      Nicky.

      Eliminar
  19. Me encantan estos posts de viajes y recomendaciones, asì nos enteramos de cosas q normalmente no se encuentran en las guîas de viajeros.

    ResponderEliminar
  20. Me encantan estas entradas tuyas, van a ser una muy buena guia de viaje para cuándo vaya, algún día.
    Ugg, desde luego la comida sana no se ve no jajajajaja, salvo un par de ensaladas con buena pinta el resto cómo que el aspecto tira para atrás y mucho.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  22. Ufff mira que a mí me gustan las hamburguesas, pero es cierto que allí todo parece ser así! Lo veo todo bastante caro, pero bueno, es lo que hay. También es cierto que tengo la suerte de poder comer de todo, así que tendría más opciones que en tu caso.

    Lo de las tostadas para desayunar, bueno, incluso en Madrid hay ciudades por el norte de España que te miran raro si pides una tostada eh? Hace años (cuando era peque) recuerdo que de Despeñaperros para arriba no había forma de que en un bar te pusiesen tostadas para desayunar, con suerte de pan bimbo y da gracias. Ahora las tostadas están por casi toda España, pero que vaya, que será mala suerte, pero que yo la semana pasada estuve en el Pais Vasco y fuimos a tres bares distintos preguntando y decían que dulces, que tostadas no ponían.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  23. Hola guapa me encantan estas entradas, me la guardo por que quiero alguna vez en la vida a New York y me parece super útil.

    El tema comida te entiendo perfectamente un dia vale pero comer durante varios días ese tipo de comida es díficil de soportar!!!

    Un besito!

    ResponderEliminar
  24. Madre mía. Es una oda a la comida basura!!! Somos afortunados la verdad!!! Gracias por este post tah chulo guapa. Un besote

    ResponderEliminar
  25. Que suerte tenemos de ser mediterráneos y poder disfrutar de nuestra dieta!

    ResponderEliminar
  26. Oioioio todo es comida basura, hace poco leí a una chica q vive en USA y veías el menu del cole del niño y te daban ganas de arrancarte los pelos, todo eran pizzas, hamburguesas, patatas fritas, nuggets... asi están como están!

    Pero oye que a mi una semana en nueva york comiendo asi no me importaria. Te estan quedando post estupendos y me los estoy guardado en favoritos, porque uno de mis sueños es ir a NY :)

    ResponderEliminar
  27. ¡Qué buena pinta tiene todo! Estoy deseando viajar a NY

    ResponderEliminar
  28. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, tal y como se indica no se pueden dejar links porque el spam llama al spam.

      Copio y pego tu comentario sin el link :-)

      oh Dios mío y yo que soy vegetariana qué comería allí? no quiero ni pensarlo
      kss

      Eliminar
  29. Cada vez que salgo de España me doy cuenta de lo bien que comemos aquí. A mi que no me gusta nada la carne lo hubiera tenido crudo en Nueva York que tengo ganas de conocer y lo voy dejando por conocer otros sitios.

    ResponderEliminar
  30. No soy de hamburguesas ni perritos pero seguro que lo visito algún día.Un post muy currado!
    Besos!

    ResponderEliminar
  31. Si hay tantas enfermedades alli es por algo porque con esa alimentacion no se ni como viven

    ResponderEliminar
  32. desde luego que me has puesto los dientes largosss que rico todo chica anda que bien te lo has montado jajajja
    me lo apunto por si voy algun diaaa que no creo jajaja

    ResponderEliminar
  33. oggg q pintazas, las raciones no parecen tan grande en la foto o sera el hambre jajaja

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Por favor, no dejes el link de tu blog. Pincharé en tu perfil de usuario y tendrás mi visita garantizada. Los comentarios que fomenten el spam o que tengas fines de promoción podrán ser borrados.